RLA asociados logo y teléfono

Golden Visa

La Golden Visa

La Golden Visa se trata de un permiso de residencia especial que no está sometido al régimen general de extranjería, sino que viene regulada en la Ley 14/2013, de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización. Se introdujo en España en el año 2014 con el objeto de atraer nuevo talento e inversión extracomunitaria; esta forma de adquirir la residencia supone significativas ventajas con respecto a otros tipos de visados, además de simplificar bastante su solicitud y posteriores renovaciones.

Para poder solicitar la Golden Visa en España se puede hacer a través de varias formas de inversión:

  • La compra de bienes inmueble por valor mínimo de 500.000 euros.
  • La adquisición de acciones o participaciones de empresas españolas o, hacer un deposito bancario, fondos de inversión o capital riesgo en una entidad española por valor mínimo de 1.000.000 de euros.
  • Invertir en títulos de deuda pública como letras de tesoro por valor mínimo de 2.000.000 de euros.
  • Y por último, desarrollar un proyecto empresarial en España. En este caso no se especifica un capital mínimo de inversión, sino que los criterios para la aprobación de este visado serán otros como la creación de empleo, el impacto socioeconómico en la región, o la relevancia científica o tecnológica del mismo.

Posiblemente la inversión más conocida para solicitar la Golden Visa en España y la que más se informan los clientes sea la adquisición de bienes inmueble. Pues bien, la Ley exige que esta inversión sea por valor mínimo de 500.000 euros, si bien, libres de cargas y gravamen. Esto significa que no se entenderá dentro del cómputo del capital mínimo exigido, el valor derivado del pago de impuestos en la compraventa del inmueble como pueden ser el IVA o el ITP.

También queda excluido dentro de los 500.000 euros cualquier posible carga derivada de la adquisición de un inmueble, como por ejemplo una hipoteca. Es decir, el inversor debe aportar de su capital propio como mínimo ese medio millón de euros sin necesidad de hipotecarse para ello. Esto no significa que el inversor no pueda solicitar una hipoteca por la diferencia, pero siempre que ya haya cubierto el mínimo exigido de 500.000 euros. Por ejemplo, para adquirir un piso en Mallorca valorado en 600.000 euros, el inversor deberá aportar 500.000 euros pudiendo hipotecarse por los 100.000 euros restantes.

Por otro lado, la Ley exige que la inversión mínima sea de al menos 500.000 euros, pero ésta puede hacerse en cualquier tipo de bien inmueble o en varios de ellos al mismo tiempo para llegar a esa cantidad mínima. Así pues, se puede invertir en la adquisición de pisos, casas, trasteros, plazas de garaje, parking, edificios, locales, oficinas, etc…siempre que la suma de cualquier inversión inmobiliaria en España llegue al medio millón.

Debemos tener en cuenta también que la inversión se computa a nivel individual, por lo que, si son varios los compradores del inmueble, la aportación mínima de cada no de ellos que solicite la Golden Visa deberá ser de al menos 500.000 euros. A excepción de los casados en gananciales cuya solicitud del visado será conjunta.  

Requisitos

Además de realizar alguna de las inversiones antes mencionadas, el inversor deberá reunir otros requisitos.

  • No ser ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea.
  • Ser mayor de 18 años. Se debe aportar el documento nacional de identidad del país de procedencia.
  • Carecer de antecedentes penales en los último 5 años tanto en España como en los países donde haya estado residiendo. Hay que aportar certificado de penales.
  • No haber entrado o residido de forma ilegal en territorio español.
  • Tener contratado un seguro médico público o privado, no siendo válido los seguros de viajes ni seguros del país de origen, debe contratarse con una entidad aseguradora en España.
  • El inversor debe además acreditar que dispone de medios financieros suficientes para mantenerse a sí mismo y a su familia. Esto son 26.500 euros en depósito en una entidad financiera para el inversor principal, y 6.600 euros por cada miembro de la familia adicional. Se deberá aportar certificado de saldos del banco.
  • Por último, acreditar la inversión realizada. A saber, si se adquirió un inmueble aportar la escritura de compraventa y el certificado de dominios y cargas del Registro de la Propiedad. Si el inversor compró participaciones de una empresa el certificado correspondiente del Registro de Inversiones del Ministerio de Economía o si fueron acciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En el caso de depósitos bancarios un certificado de la entidad financiera que acredite la titularidad del mismo. O la certificación del Banco de España en caso de haber adquirido deuda pública.

Efectos

Una vez solicitada la Golden Visa el efecto principal es la obtención del permiso de residencia en España por un plazo inicial de 2 años para el inversor y su familia (cónyuges e hijos menores de 18 años o mayores dependientes económicamente o que estén estudiando).  Transcurrido este periodo inicial el inversor podrá solicitar la renovación del permiso de residencia por un plazo de 5 años siempre que acredite el mantenimiento de la inversión, esto es de la titularidad del inmueble, las acciones, los bonos del Estado o el proyecto empresarial (artículo 67 de la Ley 14/2013). Estos 2 años iniciales suponen una ventaja con respecto al resto de visados que se conceden siempre por el plazo de 1 año.

El visado Golden Visa no exige la residencia de su titular en territorio español (esto es pasar al menos 183 días al año en España) basta con viajar al país al menos una vez al año. Si bien, si transcurridos 5 años el inversor acredita su residencia efectiva en España podrá solicitar la residencia permanente y pasados 10 años la nacionalidad española conforme a la legislación de extranjería.

Además, la Golden Visa lleva aparejada otras ventajas:

  • Lleva incluido el permiso de trabajo en España.
  • Libre circulación dentro del espacio Schengen de la Unión Europea.
  • Acceso a la escuela pública para los hijos menores del inversor.

Los trámites para la solicitud de la Golden Visa comienzan con la presentación de documentación en el Consulado español del país de origen del solicitante, que tendrá un plazo de 20 días para emitir una resolución favorable de la inversión. En ese momento el inversor tendrá un plazo de un mes para solicitar el visado en el Consulado español de su país de origen y viajar a España, donde en el plazo de 90 días deberá solicitar la Golden Visa.

Se trata de la forma más rápida y sencilla para obtener el permiso de residencia en España, y la que más ventajas ofrece a su poseedor. Por estos motivos España se ha consolidado como el paraíso europeo de las Golden Visa.

 

                                                                                                            Abogado Miguel Quevedo                         

Para más información contacta con nosotros escribiendo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamando al 91 088 81 83.


RLA Asociados

 

Lunes-Viernes: 9:00-14:00h.
Lunes-Viernes: 16:00-20:00h.

 

+34 661 949 498
+34 683 366 343
Calle Doctor Castelo 44
28009 Madrid, España