RLA asociados logo y teléfono

Derechos de imagen de los menores

Cesión de Derechos de Imagen de menores deportistas

El consentimiento del menor para la explotación de su imagen. 

El artículo 18.1 de la Constitución garantiza el derecho a la propia imagen de todos los ciudadanos. Desarrollado a través de la LO 1/1982 lo reconoce como un derecho irrenunciable, inalienable e imprescriptible; si bien susceptible de ser comercializado en el mercado con ciertas limitaciones a través del consentimiento.
Surge así un conflicto a la hora de ceder los derechos de imagen de menores, al ser sujetos carentes de capacidad de obrar plena y por tanto de otorgar un consentimiento válido para el uso o explotación de su imagen.

La LO 1/1982 en su artículo 3 establece que “el consentimiento de los menores e incapaces deberá prestarse por ellos mismos si sus condiciones de madurez lo permiten, de acuerdo con la legislación civil”. Así pues, conforme a la legislación civil los padres que ostentan la patria potestad tienen a su vez la representación legal de sus hijos menores no emancipados en todos los actos de sus vidas a excepción de “los actos relativos a los derechos de la personalidad que el hijo, de acuerdo con su madurez, pueda ejercitar por sí mismo. No obstante, los responsables parentales intervendrán en estos casos en virtud de sus deberes de cuidado y asistencia” (artículo 162.1 del C.c.).

En paralelo la jurisprudencia española fija en 16 años la edad en que se entiende que el menor tiene capacidad y madurez suficiente para conocer lo que firma. Siguiendo esta tesis otras normas análogas como la Ley de Propiedad Intelectual en su artículo 44 concede pleno derecho de explotación de sus obras a los menores de 18 y mayores de 16 años emancipados.


Para la cesión de derechos de imagen de menores la Ley distingue así entre el consentimiento de éste y la capacidad para celebrar contratos. Podemos encontrarnos por tanto dos situaciones en la práctica: En primer lugar, los menores de edad mayores de 16 años que están emancipados pueden prestar su consentimiento que será válido siempre sin necesidad de ratificación de sus padres o tutores legales. Y en segundo lugar el resto de supuestos, esto son los menores de edad no emancipados (mayores o menores de 16 años) que deberán prestar su consentimiento para la cesión de sus derechos de imagen siempre que sus condiciones de madurez lo permitan; condiciones que en todo caso se presumen cuando el menor ha cumplido 16 años, aunque el contrato deberá ir firmado por sus representantes legales.

En conclusión, los menores de edad siempre que su capacidad de madurez lo permita deberán prestar consentimiento para la cesión, obtención, reproducción o publicación de sus imágenes; consentimiento que en cualquier caso deberá ser completado por el tutor legal con la firma del contrato, salvo que se trate de un menor de edad mayor de 16 años emancipado que entonces podrá firmar el contrato por sí mismo.

Debido a la especial protección del menor, todos los contratos de cesión de derechos de imagen deberán constar por escrito incluyendo el consentimiento del menor y la autorización de sus representantes legales. Además, la Ley obliga a los representantes legales del menor a poner en conocimiento previo del Ministerio Fiscal el consentimiento proyectado en aquellos casos en que las condiciones de madurez del menor no permitan su consentimiento. El Ministerio Fiscal deberá preservar la honra y reputación del menor en todo momento, incluso en aquellos casos en que exista consentimiento del menor. La previa notificación del representante legal al Ministerio Fiscal constituye una conditio iuris para la eficacia del consentimiento prestado por éste, dicha condición se presume por el mero transcurso del plazo legal de ocho días sin haberse manifestado. No se trata por tanto de una autorización previa del Ministerio Fiscal, sino un derecho de oposición que fuerce una decisión judicial cuando considere que la cesión de esas imágenes es contraria a los intereses del menor.

                                                                                                                                      Abogado Miguel Quevedo                         

Para más información contacta con nosotros escribiendo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamando al 91 088 81 83.


RLA Asociados

 

Lunes-Viernes: 9:00-14:00h.
Lunes-Viernes: 16:00-20:00h.

 

+34 661 949 498
+34 683 366 343
Calle Doctor Castelo 44
28009 Madrid, España